martes, 20 de febrero de 2018

El nacimiento de los Estados Unidos En Lexington, se unió a Revere

Resultado de imagen para El nacimiento de los Estados Unidos

El nacimiento de los Estados Unidos
En Lexington, se unió a Revere y Dawes un joven médico, Samuel Prescott (nacido en Concord en 1751) Todos se dirigieron a Concord, pero fueron detenidos por una patrulla británica. Revere fue arrestado y llevado de vuelta a Lexington, donde fue puesto en libertad Dawe escapo, pero volvió. Sólo Prescott siguió a Concorc cumpliendo con la vital misión de alertar al centro colonial.
La alerta fue eficaz. Cuando los 700 británicos llegaron a Lexington, al alba del 19 de abril de 1755 hallaron a un puñado de minutemen, quizá no más de cuarenta, que se enfrentaron con ellos. El comandante John Pitcairn que condujo el avance del contingente inglés grito a los minutemen que se dispersasen.
Los minutemen debían haberlo hecho, y probablemente lo hubiesen hecho, pues eran superados en número casi veinte a uno Pero desde detrás de un muro de piedra llego un balazo. Quién disparó nadie lo sabe hasta hoy pero fue suficiente. Los nerviosos soldados británicos, sin recibir ordenes, dispararon a boca de jarro sobre lo minutemen, mataron a ocho y dejaron a diez más heridos. Los minutemen respondieron al fuego brevemente, y luego huyeron. Los británicos avanzaron, con un solo herido como única baja. En ese momento, la acción debe de haberles parecido meramente
como hacer a un lado una mosca, pero fue la primera sangre derramada en batalla en el curso de lo que llego a llamarse «La Guerra de la Revolución Americana o, mas brevemente, «La Guerra Revolucionaria»  . Sam Adams, al menos, comprendió
 El papel que desempeñó Revere en todo esto fue embellecido y agigantado más allá de toda posibilidad de reconocimiento por Henry Wadsworth Longfellow un siglo más tarde. En su poema «La Cabalgada de Paul Revere», que es la versión generalmente conocida por el público americano, Rever cabalga solo y llega hasta Concord.
Para quienes piensen que el término «revolución» es algo no americano, la lucha que comenzó ese día puede ser llamada «La Guerra de la Independencia».
cabalmente el suceso. Mientras huía de Lexington, se afirma que dijo, exultante: «Este es un día glorioso para América.»
Los británicos llegaron a Concord y destruyeron los depósitos que pudieron hallar (la mayor parte había sido quitada para entonces), pero a su alrededor se estaba reuniendo la milicia de Massachusetts. En North Bridge, en Concord, los británicos se hallaron frente a una multitud de granjeros armados. Hubo una dura pelea y los británicos sufrieron catorce bajas. Ya no se trataba de hacer a un lado una mosca8.
A mediodía, los británicos ya estaban hartos y se dispusieron a regresar a Boston. Pero entonces llegó lo peor. La milicia encolerizada pululaba por todo el campo; había cuatro mil hombres, según algunas estimaciones. Detrás de cada árbol y cada roca, al parecer, brillaba un fusil y salía disparada una bala. En cambio, raramente se presentaba algún blanco fácil y las desconcertadas tropas británicas se tambaleaban, a medida que un soldado tras otro recibía un impacto. Hubieran muerto todos antes de
llegar a Boston, de no haber sido por un fuerte contingente enviado en su socorro.
El viaje a Concord dio como resultado 99 soldados británicos muertos y desaparecidos y 174 heridos, un 40 por 100 del total de la fuerza, mientras que las bajas americanas fueron 93.
Fue una pequeña batalla, con bajas relativamente escasas, para lo que suelen ser las batallas, pero difícilmente habrá habido una batalla más importante en la historia, pues señaló el nacimiento de los Estados Unidos.
Se trataba ya de una guerra abierta, pues se había librado la primera batalla y habían caído las primeras bajas. Los radicales de Massachusetts hicieron todo lo posible en Lexington para demostrar que había sido provocada por los británicos. También explotaron al máximo la imagen de los soldados británicos escapando inútilmente por el camino a Boston bajo el demoledor fuego americano, de modo que la moral de los americanos subió alto.
La retirada de Concord no fue resultado solamente de la ineptitud británica, por supuesto, sino también de una diferencia en las armas que tuvo una influencia importante, y hasta decisiva, en los sucesos.
A fines de la Guerra contra Franceses e Indios, apareció una nueva arma en la frontera de Pensilvania y al sur. Fue llamada el «rifle de Kentucky» y había sido introducida por los neerlandeses de Pensilvania, quienes modificaron una versión europea de ella para hacerla más ligera y más fácil de cargar. Se cargaba con una bala más pequeña que el alma, de modo que se usaba un parche engrasado para mantenerla ajustada. Un cañón rayado «rifled» (esto es, con estrías en espiral en su superficie
interna) hacía girar la bala y le imprimía una trayectoria más recta y más precisa que los mosquetes de alma lisa usados por los ejércitos regulares de las potencias europeas.

Fuente: EL NACIMIENTO DE LOS ESTADOS UNIDOS
1763 – 1816
ISAAC ASIMOV

sábado, 10 de febrero de 2018

CNN en Español en vivo



CNN en Español en vivo

Fuente:

Los videos de última hora y toda las noticias que se generan a cada instante.




RT en español en vivo. RT en español ofrece una alternativa real en el mundo de la información. Las noticias de actualidad de las que no hablan los principales canales internacionales adquieren importancia mundial en RT en español. Los videos de última hora y toda las noticias que se generan a cada instante. Los documentales y reportajes especiales que le mostrarán la cara que no conocía de Rusia y del mundo.

martes, 24 de octubre de 2017

DESTINO: ESTADOS UNIDOS Brooklyn en tres palabras

Resultado de imagen para Brooklyn   Resultado de imagen para Brooklyn

DESTINO: ESTADOS UNIDOS
Brooklyn en tres palabras: Comer, divertirse y comprar JANE L. LEVERE
¿Quiere conocer al verdadero Nueva York?.
Olvídese de Manhattan, pues la onda actual es Brooklyn.
Brooklyn, uno de los cinco distritos de la ciudad de Nueva York, está “relegando con rapidez a Manhattan al estatus de distrito externo”, dijo Mark Zustovich, vocero de Marty Markowitz, presidente del distrito de Brooklyn. En el lenguaje neoyorquino, el término “distrito externo” no es un elogio en absoluto.
Aunque el favoritismo de Zustovich es evidente, tiene un buen argumento sobre la “autenticidad” de Brooklyn, con sus cervecerías caseras, boleras y restaurantes locales. Precisa que este distrito no está atestado de establecimientos de grandes cadenas, como el Hard Rock Café.
Para vivir la experiencia total de Brooklyn (en especial, durante el clima templado) puede recorrer el puente de Brooklyn, que conecta el Bajo Manhattan con el barrio DUMBO, cuyo nombre corresponde a la sigla de “descenso bajo el sobrepaso del puente de Manhattan”.
Cuando se inauguró en 1883, este era el puente colgante más largo del mundo y el primero sobre el río Este. Aunque representa un logro técnico, el puente también ha inspirado al arte, como la icónica pintura de Joseph Stella y el poema de Hart Crane. El puente de Brooklyn se consideró una de las “ocho maravillas del mundo moderno”, afirmó Robert Reid, editor de viajes en Estados Unidos para la guía turística Lonely Planet, y sigue siendo ofreciendo espectaculares paisajes del panorama urbano de Manhattan y de monumentos como la Estatua de la Libertad.
Si sigue por este puente, llegará DUMBO y al parque del Puente de Brooklyn, una zona verde entre los puentes de Brooklyn y Manhattan (el último también se extiende sobre el río Este) que tiene
un carrusel restaurado de la década de 1920. Aquí podrá tomar una merienda tranquilamente en la pastelería Almondine y la chocolatería Jacques Torres, o dar un vistazo a las galerías locales y los
libros de arte de powerHouse Books.
En la siguiente parada, a través del transbordador del río Este, se encuentra Williamsburg, un importante barrio que muchos consideran el más moderno de los cinco distritos. Además de su propia
escena artística germinante, se encuentra la sala de cine Nitehawk, donde se ofrecen cenas y películas, la cervecería Brooklyn, que ofrece recorridos, y los nuevos y elegantes hoteles boutique, como el Wythe o el King & Grove, con inolvidables vistas espectaculares
desde las salas sociales ubicadas en los techos. Si el clima lo permite, en el parque McCarren se podrá escuchar música en vivo y jugar kickball, béisbol, fútbol y bochas.
Greenpoint, otra parada del transbordador del río Este, es el paraíso para los amantes de la cerveza: en el salón de la cerveza de Spritzenhaus hay mesas públicas directamente de Alemania y una larga lista de cervezas alemanas. Según afirma Reid, el ambiente de Greenpoint es una fascinante combinación de “restaurantes polacos y bares modernos”.
Luego, podrá dirigirse en metro al barrio Park Slope, cuya “Quinta Avenida” (no hay que confundirla con la de Manhattan) tiene tiendas de ropa de marca de diseñadores reconocidos y ropa vintage. El Jardín Botánico de Brooklyn también se encuentra aquí.
Los sábados en la mañana, antes del mediodía, la entrada es gratis. “En especial me gusta durante el festival de los cerezos en flor en primavera, donde hay tambores, teatro y música japoneses”, comenta Reid.
Otro lugar que no se pueden perder los amantes de la vida al aire libre es el Prospect Park, diseñado Frederick Law Olmsted y Calvert Vaux, creadores del Parque Central de Manhattan. “Me gusta más que el Parque Central, porque tiene más vida. Puedes jugar fútbol, hacer un picnic o montar en bicicleta. Se aprovecha mucho más que el Parque Central; puedes disfrutarlo de verdad”,
agregó Reid.
En el metro podrá continuar hacia Fort Greene, hogar de la Academia de Música de Brooklyn, una institución con 150 años de antigüedad, pero con una mentalidad del siglo XXI: cuenta con un
programa cinematográfico dinámico que exhibe películas de varios países en diversas pantallas de las salas de cine BAM Rose, un nuevo teatro donde se presentan obras y danzas contemporáneas
por 20 dólares por entrada, y un café con música en vivo donde intérpretes de todo el mundo se presentan los fines de semana. Unas cuantas cuadras más allá se encuentra el monumento más
reciente de Brooklyn, Barclays Center, sede de los equipos de baloncesto y hockey.

Para vivir la experiencia total
de Brooklyn — en especial,
durante el clima templado
— cruce caminando por el
Puente de Brooklyn.

Por último, no puede irse sin visitar las atracciones en la costa oceánica, como Coney Island, con paseo marítimo donde se ofrecen degustaciones, se encuentra el Acuario de Nueva York y hay
entretenimiento para los excéntricos, como el legendario Cyclone, una montaña rusa de 1927 en Luna Park. Coney Island también es sede de los Ciclones de Brooklyn, el equipo de las ligas menores
de béisbol, que pertenece a los Mets de Nueva York, equipo de las grandes ligas; ¿dónde más se puede asistir a un partido de béisbol al lado del mar? Brighton Beach, que comparte el paseo marítimo con Coney Island, tiene su propio ambiente inigualable, gracias a los auténticos mercados rusos y a la animada vida nocturna. En el verano, puede ir al restaurante Tatiana para cenar a la orilla
del mar y, luego, adentrarse para ver presentaciones teatrales de variedades con el estilo de Las Vegas.
Fuente: IIP/CD/WC
Departamento de Estado de Estados Unidos
2200 C Street, NW
Washington, DC 20522-0501
USA
Correo electrónico: eJournalUSA@state.gov

jueves, 6 de abril de 2017

Si se decide a visitar Austin, Texas,

Resultado de imagen para Austin, Texas,

la ciudad capital de la música en Estados Unidos
MICHAEL GALLANT Y JANE L. LEVERE

Si se decide a visitar Austin, Texas, recuerde una norma que le garantizará pasar buenos momentos: obedezca sus oídos.
YAustin ofrece música en vivo por doquier, desde el terminal aeroportuario hasta las tiendas de comestibles e, incluso, en reuniones del consejo municipal, sin mencionar clubes, cafeterías y salas de conciertos. La ciudad es sede del famoso programa de televisión Austin City Limits y del festival anual de música, así como del festival multitudinario South By Southwest (SXSW).
Solo necesita asomarse a la calle 6 para ver de qué se trata esta melodiosa ciudad. “Esta calle está dedicada totalmente a la música”, dijo Francis Preve, habitante de Austin y productor de música electrónica, un sonido de discoteca creado en computador con ritmos de tambores incitantes y sintetizadores electrónicos. Según dijo Preve, la calle sexta es “una calle de diez cuadras que solo tiene bares y clubes con bandas musicales. Es como la calle Bourbon de Nueva Orleans, excepto que el tema es la música en vivo en cualquier noche de la semana”.
Austin, que muchas veces la llaman “la capital mundial de la música en vivo” y donde el epicentro del sonido es la calle 6ª, ostenta cerca de 200 recintos musicales.
Para los amantes de la música de antaño y la música raizal, el lugar al que deben ir es el Club Continental, y para los simpatizantes del blues es Antone. La música country, un género que por historia se ha concentrado en Nashville, Tennessee, es el centro de atención en Broken Spoke, donde se narran historias acompañadas de guitarras acústicas, violines, banjos y bajos de fondo o de sonidos “rocanroleros” amplificados.
Las bandas locales conformadas por jóvenes se presentan en el salón de baile de la calle 29 en Spider House, mientras que en el Café Cactus se interpreta música en vivo. También hay música indie, cuyo nombre no se refiere a un estilo sino a la manera en que se graba: de forma independiente a las principales empresas disqueras. El indie es el género preferido por músicos aventureros que se inspiran en el rock, la música electrónica y el blues, entre otros. Austin ha producido una serie de actos populares de música independiente: Spoon, And You Will Know Us by the Trail of Dead, Okkervil River, Alpha Rev, The Black Angels, David Garza y Jad Fair,
entre otros.
Elephant Room es un lugar excelente para escuchar jazz, y el blues y el jazz encuentran su espacio en el establecimiento histórico Victory Grill, donde muchos artistas, desde Billie Holiday hasta Janis Joplin, alguna vez se presentaron. Si desea llevar algo de música a su hogar, haga una parada en Waterloo Records & Video, una de las últimas tiendas musicales más completas del país.
INFLUENCIA
DEL FESTIVAL
Rachael Sage es una intérprete de Nueva York y fundadora de MPress Records. Este es el séptimo año que participa en South By Southwest (SXSW), el multitudinario festival musical y conferencia que confluye en Austin cada año en marzo. Se refirió al SXSW, “el festival musical más diverso y emocionante que jamás puedas imaginar”. Miles de artistas, como Sage, interpretan sus temas por toda la calle 6ª durante el festival SXSW, y la ciudad se siente como un carnaval musical.
“Pareciera que la ciudad comiera, durmiese y respirara música”, dijo Sage. “Pero a diferencia de Nashville, donde esperas que la música country domine la escena de los clubes, sientes que este ambiente es muy abierto y aventurero donde lo primordial es: ‘si es excelente, es excelente y merecerá respeto’”.
Además de la parte musical, el festival SXSW también ofrece conferencias sobre cine y tecnología del Internet. “Todas estas diversos medios se conciben unos a otras de manera simbiótica”, dijo Preve, que además de producir música electrónica, también dirige la empresa Academik Records y dicta clases en la Universidad Comunitaria de Austin. Él aprecia la oportunidad que el festival SXSW les ofrece a las personas creativas que, como él, se conectan y proponen nuevas ideas; y aprecia la energía que el festival le transmite a la ciudad durante todo el año.
“Austin no muestra señales de refrenarse”, dijo Preve.


Fuente: ©Ann Larie Valentine/flickr.com
publicación/español/ejusa.state.gov

viernes, 3 de marzo de 2017

EL NACIMIENTO DE LOS ESTADOS UNIDOS En aquellos días,

Resultado de imagen para EL NACIMIENTO DE LOS ESTADOS UNIDOS   Resultado de imagen para EL NACIMIENTO DE LOS ESTADOS UNIDOS

EL NACIMIENTO DE LOS ESTADOS UNIDOS
En aquellos días, Boston estaba situada en una península conectada con la tierra firme sólo por una estrecha franja. (Desde entonces, los ríos de ambos lados han sido parcialmente rellenados, y lo que es ahora el «centro de Boston» está unido con las partes exteriores de la ciudad por una ancha franja de tierra.) El general Gage se puso a fortificar esa franja estrecha, y era claro que se preparaba para un asedio.
En cuanto a los colonos, organizaron un gobierno propio encabezado por John Hancock y, de acuerdo con las Resoluciones de Suffolk, empezaron a formar una milicia. Grupos especiales de la milicia iban a mantenerse listos para la acción en cualquier minuto en que pudieran ser llamados, por lo que se los llamó los «minutemen» («hombres del minuto»).
A fines de 1774, ambas partes estaban claramente listas para la guerra abierta.
Sólo se necesitaba una chispa —unos pocos disparos— para iniciarla.
CAPÍTULO 3 - EL CAMINO HACIA LA INDEPENDENCIA
Comienza la revolución
El hecho de que la disposición colonial a la resistencia estaba aumentando era cada día más claro. Cuando se supo, el 13 de diciembre de 1774, que Gage iba a apostar hombres en Portsmouth, New Hampshire, Paul Revere galopó hacia el norte con las noticias, y el 14 de diciembre los colonos de allí irrumpieron en un fuerte local y se llevaron armas y pólvora. Pero no hubo bajas, y el hecho no supuso realmente la guerra.
A comienzos de 1775, el Parlamento tuvo que considerar las acciones del Primer Congreso Continental y sopesar la reacción americana a las Leyes Coercitivas.
No faltaron voces que señalaran la clara lógica de la situación. Hombres como Pitt y Burke subrayaron que era inútil continuar con el uso de la fuerza, que a la larga las colonias no podían ser obligadas a aceptar un gobierno que no querían, que era erróneo tratar de imponérselo.
Todo chocó contra la roca de la intransigencia del rey y de su primer ministro,
lord North. Lo único que lord North estaba dispuesto a hacer a modo de compromiso era ofrecer no poner impuestos a toda colonia que entregase dinero voluntariamente en la medida deseada por el Parlamento. (Para las colonias, esto era como si un bandido ofreciese a alguien no atracarlo si le entregaba voluntariamente su cartera.) Y aun esto sólo obtuvo del rey un consentimiento a regañadientes.
En verdad, lord North presentó una nueva Ley Coercitiva ante el Parlamento, el 27 de febrero de 1775. De acuerdo con dicha ley, se prohibía a las cuatro colonias de Nueva Inglaterra comerciar con ninguna nación que no fuese Gran Bretaña y las Antillas Británicas. Los habitantes de Nueva Inglaterra tampoco podían comerciar con las otras colonias ni hacer uso de las pesquerías atlánticas, que eran de fundamental importancia para la población.
Era claro que Gran Bretaña respondía a todos los pedidos de moderación con un mayor endurecimiento de sus exigencias, de modo que los colonos de Massachusetts siguieron preparándose para la guerra.
Y el general Gage siguió tratando de despojarlos de los medios para hacerlo. El 26 de febrero de 1775, Gage envió a sus soldados a Salem a recoger unos suministros militares que había allí, pero la ciudad estaba llena de colonos coléricos, y los soldados se volvieron.
Nuevamente, no se disparó ningún tiro, no se dio ningún golpe. Pero sólo era cuestión de tiempo. Hasta en la distante Virginia los hombres esperaban con el aliento contenido las noticias del norte, esperando con cada correo que llegaba recibir la nueva de que había comenzado el fuego.
El 23 de marzo de 1775, Patrick Henry se levantó en la Cámara de los
Burgesses para afirmar la necesidad de formar una milicia armada en Virginia. Sostuvo vigorosamente que la guerra estaba por empezar. «El próximo vendaval que venga del Norte traerá a nuestros oídos el resonar de las armas. ¡Nuestros hermanos ya están en el campo de batalla! ¿Por qué esperar aquí, ociosos?
¿Qué es lo que desean los caballeros? ¿Qué quieren?
¿Son la vida o la paz tan dulces como para ser comparadas al precio de las cadenas o la esclavitud? ¡Impídelo, Señor Todopoderoso! No sé qué elegirán otros, pero en cuanto a mí, dadme la libertad o la muerte!»
Estas palabras resonaron a través de las colonias mientras, durante tres semanas más, la situación estuvo pendiente de un hilo. Después de todo, la perspectiva no era la de una mera rebelión, sino la de una guerra civil del mundo de habla inglesa. Las colonias tenían considerables dimensiones. Su población era ahora de unos dos millones y medio, alrededor de un tercio de la de Gran Bretaña. La mayor ciudad colonial,
Filadelfia, con una población de cuarenta mil habitantes, era la segunda ciudad de habla inglesa del mundo. Sólo Londres era mayor.
Entonces ocurrió...
El general Gage decidió aumentar sus esfuerzos para desarmar a los colonos de Massachusetts. El centro de la resistencia colonial era la ciudad de Concord, a treinta kilómetros al noroeste de Boston. Allí los Congresos Provinciales ilegales se reunieron para reclutar gente y organizar la resistencia. Allí se encontraban los dos líderes radicales, Sam Adams y John Hancock. Y allí se había acumulado una gran provisión de pertrechos militares.
Gage decidió enviar 700 soldados británicos a Concord, donde debían apoderarse de los depósitos militares o destruirlos, y arrestar a Adams y Hancock. Pero entre las tropas británicas las medidas de seguridad eran escasas, y había pocas decisiones tomadas por Gage de las que los colonos no obtuvieran pronto información.
Fotofoto 60
Paul Revere y William Dawes (nacido en Boston, en 1745) partieron en la tarde del 18 de abril de 1755, para prevenir a la región rural. Llegaron a Lexington, ciudad situada a diecisiete kilómetros al noroeste de Boston en la ruta a Concord. Ocurrió que Adams y Hancock estaban durmiendo allí. Despertados y alertados a tiempo, partieron a toda prisa.

Fuente: EL NACIMIENTO DE LOS ESTADOS UNIDOS
1763 – 1816
ISAAC ASIMOV

El nacimiento de los Estados Unidos En Lexington, se unió a Revere

El nacimiento de los Estados Unidos En Lexington, se unió a Revere y Dawes un joven médico, Samuel Prescott (nacido en Concord en 1751) ...