Vistazos rápidos Imágenes de Estados Unidos

Resultado de imagen para celebracion del 4 de julio   Resultado de imagen para celebracion del 4 de julio

Vistazos rápidos
Imágenes de Estados Unidos
Los estadounidenses asan a la parrilla (casi) todo
A los estadounidenses les encantan las carnes, los vegetales y, cada vez más, las frutas a la parrilla.
Cerca del 82 por ciento de los hogares de Estados Unidos tienen una parrilla o un ahumador y el 97 por ciento generalmente los usan, según la Asociación de Chimeneas, Patios y Parrilladas. Los asados a la parrilla son incluso un “deporte” donde se celebran cientos de concursos por la mejor cocina estadounidense representativa y su marca cultural: las parrilladas.
Lolis Eric Elie, escritor de Nueva Orleans, en su libro Smokestack Lightning: Adventures in the Heart of Barbecue Country reflexiona lo siguiente: “La parrillada por sí sola abarca a los cultos y los incultos, lo sagrado y lo profano, lo urbano y lo rural, los ilustrados y los iletrados, los negros, los morenos, los amarillos, los rojos y los blancos”.
A encender las parrillas.

Una tendencia universal
Si se considera el país en su totalidad, más universidades e instituciones educativas de Estados Unidos están prohibiendo el cigarrillo.
Según una encuesta reciente, más de 1.000 campus universitarios de Estados Unidos son zonas totalmente libres de tabaco, es decir, tanto los espacios interiores como exteriores. El cambio ocurrió con rapidez: La Fundación por los Derechos de los Estadounidenses No Fumadores sostiene que menos de 60 universidades estaban libres de tabaco en 2007.
Los motivos: Algunas universidades respondieron a una declaración de 2009 contra el tabaco de la asociación de salud universitaria. Sin embargo, gracias a las ciudades y estados, que tomaron el liderazgo en las leyes antitabaco, las normas sociales han cambiado y ahora los no fumadores son la mayoría de la población. Mediante la prohibición del consumo de tabaco en centros educativos y universidades, esperamos ampliar esta mayoría.

Bibliotecas 2.0
En un tiempo, los estadounidenses acudían a las bibliotecas por libros. Hace poco, el Centro de Investigación Pew demostró que los usuarios de las bibliotecas clasifican el acceso a computadores y a Internet casi al mismo nivel que el acceso a materiales impresos. De los usuarios de bibliotecas, el 66 por ciento realizó investigaciones para la escuela o el trabajo, el 35 por ciento utilizó los medios sociales y el 16 por ciento tomó clases en línea.
A los estadounidenses aún les gustan los libros, pero quieren la tecnología para acceder a ellos más fácil. La encuesta indicó que los usuarios quieren acceso por Internet a bibliotecarios en línea y a quioscos automáticos de libros en los vecindarios. También prefieren la nueva tecnología para navegar por los índices de libros elaborados con la tecnología anterior. Quizá un dispositivo con GPS podría encontrar ese libro difícil de conseguir entre pilas interminables.

OK por Coca-Cola
La maquinaria de mercadeo masivo internacional de Coca-Cola, que aún guarda su “fórmula secreta” en algún lugar de su sede central en Atlanta, ha establecido la marca como el segundo término más reconocido en el mundo, después de “OK”, según afirma la compañía. Los fabricantes del misterioso jarabe lo envían a más de 900 plantas embotelladoras en todo el mundo, donde los distribuidores le agregan agua y edulcorantes. Algunos aficionados a la Coca-Cola afirman que pueden distinguir la diferencia en el sabor entre las versiones de varias plantas embotelladoras. Por su parte, los ejecutivos de la compañía defienden la marca e insisten en que esta gaseosa tiene el mismo sabor en todas partes.

Celebración del 4 de julio en las principales calles y avenidas

El 4 de julio es ante todo la fiesta de cumpleaños de Estados Unidos. Los estadounidenses designaron este día en 1776 cuando las 13 colonias inglesas adoptaron la Declaración de Independencia y nació Estados Unidos de América.
Así como las fiestas de cumpleaños son de varias formas y tamaños (desde una pequeña reunión con
amigos hasta una fiesta bulliciosa) las celebraciones del 4 de julio en todo Estados Unidos van desde las más pequeñas hasta las más grandes. Si por casualidad visita Estados Unidos en este día, es probable que haya un desfile dondequiera que esté. Si se encuentra en un pueblo pequeño de Iowa, es posible que solo se exhiba el camión de bomberos del pueblo y los niños salgan en bicicletas decoradas con serpentinas. Si va a Alameda, California, cerca de San Francisco, se reunirá con 20.000 espectadores que se extienden a lo largo de la ruta de unos cinco kilómetros para aclamar las
bandas marciales, los caballos y las enormes carrozas. Anchorage, una pequeña ciudad de 300.000
habitantes en el sur de Alaska, inicia la celebración del 4 de julio con un desayuno de panqueques en
el parque Delaney Park Strip, que queda en medio del pueblo. “Hay casetas con diversas actividades y comidas”, comenta Paula Conru, una de las antiguas residentes. “Todos se reúnen aquí y luego observan el desfile. Hay camiones de bomberos, automóviles clásicos y bandas marciales”.
Sin embargo, dado que Anchorage queda bien al norte, los fuegos artificiales se posponen para otra
hora del día. “Los juegos pirotécnicos se detonan a media noche”, dijo Conru, “y el día aún no está
completamente oscuro”.
En Nueva York, a 5.310 kilómetros de distancia, la oscuridad se cierne más temprano. En esta ciudad, los 8 millones de residentes pueden observar 22 toneladas de fuegos pirotécnicos que se lanzan en una zona de dos y medio kilómetros sobre el río Hudson, uno de los mayores espectáculos de pirotecnia del país.
Sin embargo, no debe dejarse llevar totalmente por los colores brillantes y la música patriótica.
Ya sea en alguna plaza municipal rural del medio oeste con un concurso de pasteles y bengalas o en
el puerto de Boston acompañado por orquestas y cañones, la celebración del 4 de julio se caracteriza
por el espíritu de orgullo que florece en la identidad estadounidense de las personas y en la percepción de que las comunidades (grandes, medianas o pequeñas) define esa celebración. S MARK TRAINER
Fuente: Departamento de Estado de Estados Unidos | julio 2013 | vol. 18 | n0. 01 publicación/español/ejusa.state.gov
Servicio de la Oficina de Asuntos Educacionales y Culturales del
Departamento de Estado de Estados Unidos.